1:29 p. m.

¿Por qué no Windows?


Microsoft Windows® funciona bien, entonces, ¿cómo puede ser tan malo? Aparte de hacer daño a su bolsillo, usar Windows® hiere sus libertades muy seriamente. Aquí le proporcionamos cuatro razones por las cuales evitar Windows® y software propietario por completo es importante..

1. La licencia

El uso de los programas Windows® y Office se basa en licencias; no se venden. Efectivamente, esto significa que ningún usuario del software pudiera llegar a ser el dueño del mismo.

Al contrario, usando estos productos, tenemos que aceptar varias restricciones muy fuertes: quién puede usar el software, en cuál computadora, o qué se puede hacer con él.

2. Sin alternativa

Microsoft trabaja muy duro para mantenernos atados a sus productos.

Si usted desea comunicarse abiertamente (Office no puede leer o escribir en archivos guardados en formatos abiertos), asegurar el acceso a su propio trabajo en cualquier momento (los formatos nativos de Office cambian continuamente) o realmente escoger sus programas (algunos ni siquiera pueden ser desinstalados), entonces los productos de la Microsoft no son para usted.

3. Sin código fuente

El código fuente (los detalles del funcionamiento de un programa) de Windows® y del software propietario están ocultos.

En este sentido, nadie tiene permiso legal para entender cómo funcionan los productos de Microsoft. Esto impide que los usuarios dispongan de un programador que les corrija los fallos, que adapte el software a sus necesidades o que simplemente evalúe cómo se mantiene la privacidad. Sin embargo, esto le encanta a la industria de la seguridad de software, en la cual Microsoft juega un papel importante.

4. La cultura y el control

Los tres puntos anteriores, combinados con el uso de la Gestión de derechos digitales (DRM, por sus siglas en Inglés) y la tecnología Computación de confianza, hacen que Microsoft sea inapropiada para tener un monopolio sobre el software mundial.

Una verdadera cultura libre requiere transparencia en la forma en la que el software funciona. Requiere que los usuarios finales conserven el control total sobre el medio y la información que adquieren. Requiere que sus amigos y familiares puedan leer y producir usando el software que escogieron y en el cuál confían.

Todo el software de Microsoft es propietario, y, ya sea gratuito o no, el usarlo requiere sistemáticamente que renuncie a muchos derechos y libertades.

Las buena noticia es que usted no necesita someterse a los problemas y restricciones mencionados. GNU/Linux (como todo software libre) fue desarrollado precisamente por esa razón.

¿Podemos sugerirle migrar a GNU/Linux?

Estas ataduras legales son muy fáciles de incumplir: conservar su software después de cambiar su hardware o simplemente dejar que su vecino use su computadora, son actos usualmente ilegales.

Nota: Tomado de getgnulinux

Comment (1)

achhh....

por favor todo mundo sabe que windows

es una tremenda porkeria

pero es lo mas comun


y creo mas economico...


pero es cierto windows

es una porkeria